jueves, 16 de septiembre de 2010

"Como un vacío" - Nuevo espectáculo

Cuatro mujeres en la clausura de una casa, son el sintoma del mundo. Cuatro mujeres en la clausura de una casa son el mundo. En ellas un complejo entramado de soledad, precariedad afectiva, inercia del suceder, desamor naturalizado, gesta el feto humano mas atroz que se haya concebido jamás: el sálvese quien pueda. Podrá el más fuerte. El más débil reducirá sus últimas fuerzas a agachar la cabeza y aceptar. No hay moral en el sobrevivir (aunque la paradoja funde nuestra perplejidad). Hay urgencia del permanecer... a como de lugar. Aún cuando nuestro destino sea mirar por la ventana la vida que nos desangra. Sobre: "Como un vacío". María Belén Aguirre. Actúan: Analía Garrido - Laura Peiró - Verónica Robledo - Rosario Zurita Dirección: D. Bernachi - Alejandro Garay Dramaturgia: Analía Garrido - Laura Peiró - Verónica Robledo - Rosario Zurita
video


“Como un vacío” o Simplemente el sobre-vivir de cuatro mujeres.


El entramado social puede que haya hecho que Rafaela, Lidia, Máxima y Cocot, sean solo algunas de las victimas de un sistema perverso y manipulador del que muchas mujeres pueden ser testigos.
Las instituciones están en decadencia, el ser humano está en decadencia, no existe lugar en el que podamos resguardarnos de los embates de esta vida. ¿Porque ellas deberían sentirse protegidas?
No pueden, no saben que hacer con sus vidas.
Sus vidas están en riesgo desde el día en que nacieron.
Nacer para sobrevivir y vivir sobreviviendo.
Soportar la indiferencia ajena.
Creer que todo está perdido.
¿Quién les dijo que esta bien y que está mal?
¿Qué está bien y que está mal para ellas?
¿Saben la diferencia entre el bien y el mal?
¿Existe el bien y el mal?

Cuatro mujeres que la vida les impuso ser y estar en ese momento de perdida absoluta de su propia dignidad. No tiene escapatoria. Y si la tienen, no saben que existe y cual es.

Llanto.
Risas.
Mareos.

La iglesia, que les dijeron que las sostendría, nunca las sostuvo.
La policía, que se encargaría de cuidarlas, nunca las cuido.
Los vecinos que serían sus amigos, las ignoran.
Una sociedad en riesgo permanente les dificulta seguir existiendo. ¿Quiénes serán las próximas victimas de esta humanidad tan siniestra que las cobija entre sus redes embusteras? ¿Existen más victimas? ¿Se puede encontrar una salida? ¿Hay una respuesta para tanta ira social?

Rafaela, Lidia, Máxima y Cocot no tienen escapatoria, ya no la tendrán. Ellas cuatro están coexistiendo como victimas y victimarias.
¿Quién las puso en ese lugar? ¿No será que los que las pusieron ahí son victimarios también?

¿Quién es la victima entonces?
¿Quién es el victimario entonces?
¿Será que todos somos víctimas y victimarios? ¿Incluso aquellos que acusamos señalando con nuestro dedo, lo que está bien y mal?

Sentir “Como un vacío”, es sentir ¿Qué?.
Quizás sea la indiferencia, la soledad, el descuido del otro, los sueños truncados, el desamor, el miedo, la ira, la bronca, la vergüenza, la tristeza, el malestar de no encontrarnos a nosotros mismos, el triste final que sabremos que tendremos para nuestras vidas, el deseo por aquello que nunca tendremos, el saber que nos mienten, el saberse no mirado…

“Como un vacío” sentirán Rafaela, Lidia, Máxima y Cocot hoy, sentirán mañana y sintieron desde que el mundo es mundo y las vio nacer.

No hay comentarios: